Jueves, 16 Mayo 2019 14:35

Histoplasmosis y tricoleucemia:
asociación inusual de micosis endémica en paciente hematooncológico.

Escrito por 

 Congreso Nacional 

Elisa Cabeza, Martín López, Graciela Pérez, Julio Medina. Histoplasmosis y tricoleucemia: asociación inusual de micosis endémica en paciente hematooncológico. V Congreso Nacional de ENFERMEDADES INFECCIOSAS, Punta del Este, Marzo 2019. Revista Uruguaya de Medicina Interna 2019 (1): 125.

 

 

Introducción: La histoplasmosis es una micosis endémica en Uruguay, causada por Histoplasma capsulatum, frecuente en los pacientes VIH/ SIDA. Si bien no es un agente frecuente de infecciones fúngicas invasivas (IFI) en pacientes hemato-oncológicos algunas revisiones muestran una incidencia aumentada en los pacientes con Tricoleucemia comparando con otras enfermedades hemato-oncológicas.

Caso clínico: Se presenta un caso clínico de Histoplasmosis diseminada en contexto de diagnóstico de
Tricoleucemia y se realiza revisión de la literatura. Paciente de SM 72 años, que consulta en servicio de emergencia por repercusión general de dos semanas de evolución y lesiones de piel a nivel de miembros inferiores, cara y paladar duro de igual tiempo de evolución. Lesiones que inicialmente configuran pápulas, con posterior ulceraciones centrales y costra necrótica, indoloras y no pruriginosas. Al ingreso paciente con intenso adelgazamiento, lesiones descritas, palidez cutáneo-mucosa, febril y con confusión mental, resto del examen físico sin alteraciones. De la paraclínica inicial se destaca anemia severa, leucopenia severa, recuento total de neutrófilos de 100 cel/ mm3, Proteína C reactiva de 144. Se realiza biopsia de médula ósea que evidencia proceso linfoproliferativo compatible con Tricoleucemia. Se realiza tomografía computarizada de cráneo, macizo facial, tórax, abdomen y pelvis en búsqueda de posible etiología infecciosa en la que se destacar ocupación parcial de ambos senos maxilares, complejo osteomeatal derecho ocupado, derrame pleural bilateral sin alteraciones parenquimatosas a nivel pulmonar y esplenomegalia. Se realizan hemocultivos, mielocultivo, cultivo de material obtenido a través de punción de senos maxilares, resultando negativos en la búsqueda de etiologías bacterianas inespecíficas y especificas, así como etiologías fúngicas. Antígeno galactomanano en suero negativo en 3 oportunidades. Examen micológico de lesiones de piel, resulta directo negativo, cultivo que desarrolla a los 5 díasHistoplasma capsulatum. Con diagnóstico de histoplasmosis en paciente severamente inmunodeprimido se inicia tratamiento con anfotericina B desoxicolato, a las 72 horas de iniciado no reitera registro febriles. Mejoría de lesiones en piel a las 2 semanas de iniciado el tratamiento antifungico con resolución total a las 4 semanas. Dada la urgencia onco-hematologica se inicia tratamiento quimioterapico con Cladribina a las 4 semanas de iniciado el tratamiento antifúngico, paciente que se mantiene sin sintomatología ni signología evocadora de histoplasmosis durante dicho tratamiento. Se suspende itraconazol una vez cumplidos 6 meses desde el inicio de la quimioterapia.

Conclusiones: La asociación de histoplasmosis y tricoleucemia es muy rara; existiendo pocos casos reportados en la literatura. La histoplasmosis en poblaciones de bajo riesgo puede ser subdiagnosticada o diagnosticada tardíamente. En pacientes onco hematológicos las lesiones de piel suelen ser variadas y la carta de presentación de IFI. En pacientes con éstos modelos de inmunosupresión no está claramente establecido el tiempo de tratamiento ni de terapia de mantenimiento, aunque hay cierto consenso en que sea prolongado/por lo menos 6 meses.

Leído 118 veces Modificado por última vez en Jueves, 16 Mayo 2019 14:44
Inicia sesión para enviar comentarios